menu

Shopping Cart

(+34) 986 622 577

info@veraleza.com

Shopping Cart

Blog

IKEBANA, MÁS QUE UN ARREGLO FLORAL

escrito en Blog por

Las flores son un elemento de belleza indiscutible que está presente en momentos de todo tipo a lo largo de nuestras vidas. En todas las culturas de la tierra arreglos florales y ramos nos acompañan para celebrar acontecimientos felices, reuniones o también momentos de duelo. Su aroma y formas delicadas provocan un efecto instantáneo en nuestra mente y son el vehículo perfecto para transmitir buenos deseos y afecto a nuestros seres queridos.

En la cultura japonesa el arreglo floral ha sido elevado a manifestación artística a través de siglos de estudio y exquisita contemplación del detalle. Las flores de temporada y demás elementos elegidos (hojas, ramas, bayas) se ordenan en un acto reflexivo que contribuye a la meditación y comunión con la naturaleza. En Veraleza seleccionamos diariamente la mejor flor cortada y ponemos a tu disposición nuestra extensa variedad de especies y complementos para hacer posible cualquier proyecto que tengas en mente.

 

post-image-01

CIERTAS REGLAS

El ikebana es una disciplina que siempre mira a la naturaleza. Los momentos que pasamos eligiendo las flores adecuadas y ordenándolas armoniosamente nos sirven para conectar con nuestro entorno y con nosotros mismos. El silencio es por tanto uno de los elementos fundamentales de esta práctica y nos será muy necesario para encontrar la composición perfecta.

La estética de estos arreglos parte de una planificación previa pero el resultado final es encontrado durante el proceso. Teniendo siempre como referente el gusto japonés por la composición minimalista y la asimetría organizaremos la composición siguiendo lineas que forman un triángulo. Los tres puntos de este triángulo ikebana suelen representar la tierra, el cielo y la humanidad.

El espacio vacío tiene tanta importancia en la composición como las propias plantas, ayudando a los elementos a relacionarse entre si. El resultado ha de resultar abierto y aéreo. Las reglas básicas de composición, creadas gracias a una observación minuciosa de los detalles y estudio de la naturaleza, sirven de base y de guía para desarrollar la libertad creativa de cada artista.

 

post-image-02

 

MANOS A LA OBRA

El largo de las ramas ha de elegirse de acuerdo al tamaño del recipiente que hayamos elegido. Una composición que tienda a la horizontalidad nos transmitirá paz y sosiego, las ramas oblicuas dinamismo y las colocadas verticalmente tienden a recordarnos lo divino y elevado. Al combinarlas entre si el significado del conjunto se matiza y enriquece.

El color predominante suele ser el verde. Para el resto de colores es necesario fijarse en el ambiente en el que estará situado el centro, eligiendo tonos más o menos luminosos y combinando diferentes gamas complementarias y colores primarios y secundarios.

Aquí va una idea para realizar un arreglo de ikebana sencillo. Elegimos materiales de al menos 3 largos diferentes. La rama más larga ha de ser por lo menos una vez y media mas larga que la parte más larga del recipiente (ancho o alto). Representará al cielo. Una segunda rama ha de ser por lo menos tres cuartas partes de la más larga y va a representar la tierra. Y una tercera rama, a su vez también tres cuartos de la anterior y que representará al hombre.

Colocando las ramas según la esfera del reloj en posición de las 8 (la de tamaño mediano), las 11 (la de tamaño grande) y las 4 (la pequeña) conseguiremos un arreglo sencillo y resultón muy rápidamente. Tapa cuidadosamente base donde se engarzan de las ramas con hojas u otros materiales y listo. Disfruta y comparte tu obra de arte efímero y su conexión espiritual con la naturaleza.

03 mar, 16

//

 

 

entradas relacionadas

 

 

últimos comentarios

Hay 0 comentarios. en "IKEBANA, MÁS QUE UN ARREGLO FLORAL"

 

escribe un comentario


7 × dos =